ONLY BE AMSTERDAMÉS

Only Be Amsterdamés

Ámsterdam, la ciudad de los museos

Ámsterdam es una ciudad mágica repleta de detalles únicos repartidos por toda su maravillosa arquitectura, su historia, su arte, su cultura y, cómo no, sus museos. Con artistas como Rembrandt y Van Gogh dominando el panorama artístico local, los amantes de la pintura encontrarán en esta ciudad la respuesta a sus deseos de bellas artes. Sin embargo, no todo es cosa del pincel en la capital holandesa, y la oferta para saciar curiosidades de todo tipo es inagotable. Si tu plan es pasar unos días en un apartamento en el centro de Ámsterdam, puede que te interese echar un vistazo a esta selección de museos para completar tu plan en la ciudad. ARTE La vida artística en Ámsterdam siempre ha sido muy activa y hay un museo en concreto que lo demuestra con creces: el Museo Nacional de Ámsterdam: el Rijksmuseum, uno de los museos de arte más importantes de Europa. Para entrar a visitar el mundo clásico en el corazón de la capital holandesa, puedes elegir cualquiera hora para ir, desde las 9h de la mañana hasta las 17h. Este museo expone colecciones de pintura de artistas como Rembrandt y Vermeer, así como la famosa obra “La Ronda de la Noche”. Para los fans de Rembrandt, los seguidores del arte Barroco o, sencillamente, curiosos que desean averiguar más sobre el pasado cultural de Europa, recomiendo la Casa de Rembrandt actualmente la Jodenbreestraat, al lado del Waterlooplein. Aquí fue donde el artista vivió y trabajó entre 1639 y 1659, dando vida a muchas de sus famosas obras que hoy se conservan entre las paredes remodeladas de esta casa museo....

King’s Day en Ámsterdam

  Con la llegada de la primavera, irrumpe en Ámsterdam una de sus festividades más memorables: el King’s Day o Día del Rey. Este año el Koningsdag tendrá lugar el 27 de abril y este día, la capital holandesa entera se teñirá de oranje (naranja) para homenajear a su familia real. El King’s Day en Ámsterdam es fiesta en estado puro: el sonido de los músicos y Djs invade las plazas públicas, los barcos se apiñan en los canales y tanto locales como visitantes toman las calles y canales de la ciudad. ¿Quieres vivir el Día del Rey como un auténtico amsterdamés? Nosotros te contamos cómo: Calentando motores Aunque la fiesta oficial comienza la mañana del Koningsdag, la diversión da el pistolezato de salida la víspera de este día grande de Ámsterdam, conocida como la Noche del Rey. En medio de una atmósfera carnavalesca, la música no deja de sonar por toda la ciudad y tanto amsterdameses como visitantes calientan motores para lo que se avecina: El Día del Rey. Una vez llegado el gran día, uno de los protagonistas es su vrijmarkt (mercadillo). El Koningsdag es el único día al año en el que los neerlandeses no requieren de permiso de las autoridades para vender bienes en las calles y por ello, el país entero, fiel su legado mercantil, se convierte en un mercadillo ambulante de objetos de segunda mano, comida, bebida y por supuesto, artículos de color naranja. A pesar del gentío en Ámsterdam, el Día del Rey puede ser una buena ocasión para haceros con un recuerdo de la ciudad a precio de ganga. ¡Todos a bordo!  Como no podía ser de otra forma, los canales de Ámsterdam también son protagonistas...

Espectáculos subidos de tono en el Barrio Rojo de Ámsterdam

Adentrarse en el Barrio Rojo de Ámsterdam es una experiencia en sí. Allí no hay prejuicios, ni tabúes, tampoco hay pudor ni virginidad, sin embargo sí hay reglas. Cada una de las mujeres que ofrece sus servicios debe contar con una licencia especial para ejercer como prostituta, pagar sus impuestos y haber pasado los correspondientes controles sanitarios. Con esto quiero decir que el hecho de la que prostitución sea legal en Holanda normaliza la situación y hace del famosísimo Barrio Rojo un lugar excepcional, elegante y limpio. Eso sí, inundado de neones.

El placer de desayunar en Ámsterdam

No hay nada como un buen desayuno. Dicen que lo ideal para mantener la línea es desayunar como un rey, comer como un príncipe y cenar como un mendigo. Pues bien, nosotros nos lo tomamos al pie de la letra y nos adentramos en algunos de los cafés más curiosos de Ámsterdam. Para arrancar el día con energía, los holandeses suelen hacer un desayuno bastante completo. Les encanta el “slagroom” (chocolate caliente con nata montada), acompañado de los típicos pasteles de hojaldre holandeses conocidos como “saucijzenbroodje” y, por supuesto, los famosos crepes “pannekoeken”. Vamos, una auténtica bomba calórica.

El lujo de patinar por los canales de Ámsterdam

En contadas ocasiones los canales de Ámsterdam se transforman en largas pistas de patinaje sobre hielo. No es un fenómeno que ocurra todos los años, de hecho es muy difícil verlo, pero cuando sucede la estampa invernal de la ciudad es inmejorable. La gente se echa a la calle porque para ellos es un auténtico acontecimiento nacional. Desde luego, patinar por los canales de Ámsterdam es una experiencia mágica.

“Tulipomanía”: El Día Nacional del Tulipán inunda de color Ámsterdam

Hablar de Holanda es hablar obligatoriamente de tulipanes. El Día Nacional del Tulipán, que se celebra el 17 de enero, marca el pistoletazo de salida de la temporada en el país bajo. Si hay una ciudad que lleve a gala esta fecha por todo lo alto, esa es Ámsterdam. Allí, en la Plaza del Dam, encontrareis el mayor jardín jamás visto de este tipo de flores. El centro de la ciudad se transforma en un festival de olores. Algo así como un arco iris gigantesco en el que pasear, comprar flores o simplemente hacer fotografías que no hará falta retocar con Instagram.