Top 5: Pisa las playas más bonitas de España

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on LinkedIn0Share on StumbleUpon0

Te propongo un viaje por algunas de esas playas de España en las que te apetecerá quitarte los zapatos y no volver a calzarte jamás. A veces creemos que hay que irse muy para encontrar este tipo de rincones paradisíacos, pero no. Están aquí al lado. Playas y calas recónditas, románticas e idílicas que quizá aún no conoces. Se me ocurren decenas de adjetivos para describir cómo son, pero prefiero que seas tú quien los ponga cuando leas este post.

 

Playa Papagayo de Lanzarote, en el Parque Natural de los Ajaches

Es el entorno volcánico lo que la hace especial. La fusión de colores azul y marrón oscuro la ha llevado a ser en más de un ranking de viajes la más bonita de la isla. Se encuentra dentro del Parque Natural de los Ajaches, una zona protegida con cuota de visitantes diarios para que no se masifique. La verdad es que se agradece. De hecho, debes pagar 3 euros si quieres acercarte en coche.

Flickr: Canary Islands Photos - UNFILTERED

Flickr: Canary Islands Photos – UNFILTERED

 

Cala D´Hort, Ibiza

Llegar a Cala D´Hort es como llegar al paraíso. Te sientas en la arena blanca impoluta y la estampa es inmejorable. Enfrente quedan las islas Es Vedrá y Es Vedranell, detrás unos acantilados gigantes y alrededor un pinar muy boscoso que la hace más recóndita aún. Eso sí, hay que decir que aunque hasta hace poco era casi secreta, en los últimos tiempos se ha puesto de moda y son muchos los que se acercan hasta la arena al menos para hacerse un selfie o fotografiar sus impresionantes puestas de sol.

Flickr: michela simoncini

Flickr: michela simoncini

 

La Playa de las Catedrales en Ribadeo, Lugo

Su imagen es de postal. Las olas del Cantábrico chocan constantemente con un arco de piedra natural creado por la erosión del agua y del aire. Es la catedral más grande de la famosa Playa de las Catedrales. Cuando baja la marea (con la pleamar) aparece una pequeña playa de arena dorada y cuando sube desaparece por completo. Por eso las visitas diarias también son limitadas en este caso. Porque, aunque es un paraje sin igual, lo cierto es que puede ser peligroso quedarse allí cuando sube la marea.

Flickr: linda hartley

Flickr: linda hartley

 

Cala Roja o Cala Rotja en Menorca

Esta es de arcilla. Es una playa completamente virgen, aislada del bullicio de la isla, sin chiringuitos, sin sombrillas y sin mirones. Lo que hay es un tipo de barro de color rojo que mucha gente usa para embadurnarse todo el cuerpo para conseguir una piel tersa e hidratada. O al menos eso es lo que dicen. Si caminas un poco por un sendero cercano llegarás a la que se considera su “hermana pequeña”: Cala Caballería. Una playa mucho más recóndita todavía a la que te aconsejo ir si lo que quieres es estar literalmente solo.

https://es.pinterest.com/pin/290060032231885487/

https://es.pinterest.com/pin/290060032231885487/

 

Cala de Sa Futadera, Girona

Paz. Relax. Naturismo. Vegetación. Son las palabras con las que me sale describir esta playa de Tossa de Mar, en plena Costa Brava. Es muy pequeña (no mide más de 100 metros) y suele estar vacía. Perfecta para practicar nudismo. Está aislada y protegida por unos enormes acantilados llenos de vegetación. En este caso te recomiendo que te quedes a ver el atardecer porque cuando el sol se refleja en la arena dorada se crea un ambiente mágico.

https://es.pinterest.com/pin/51932201929639761/

https://es.pinterest.com/pin/51932201929639761/

Twitter: @DianaRPretel

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on LinkedIn0Share on StumbleUpon0

Comentarios

comments