Día de la Independencia en Nueva York

Como todos los años, no podemos dejar de pensar en una fecha muy especial últimamente. Si eres americano, o si te gusta América tanto como a mí, sabrás inmediatamente a qué fecha me refiero. ¡Exacto!, hablo del 4 de julio.

4 julio

Aquí va una breve explicación sobre las 4 fiestas nacionales de los Estados Unidos, incluyendo algunos datos poco conocidos.  Puedes usar esta información para ir de sabelotodo, pero claro, siempre con humor y con buen rollo. A fin de cuentas, un poco de información extra nunca hizo daño a nadie.

El 4 de julio es una de las fiestas celebradas con más entusiasmo en los Estados Unidos, conmemorando la lucha revolucionaria de las 13 colonias para declarar su independencia y ganar el derecho a la libertad. Corría el año 1776 y en realidad el derecho al voto se otorgó el día 2 de julio de ese año. Sin embargo, no se firmó y publicó el documento hasta el 4 de julio, y de ahí que el aniversario se celebre ese día.

Si también crees que la Campana de la Libertad más famosa de Filadelfia resonó ese mismo día… te estarías equivocando otra vez. Hasta 4 días tuvieron que pasar para que sonara la campana, conmemorando la libertad y haciendo honor a la primera lectura pública de la Declaración de Independencia. Y es que incluso en aquel entonces sabían cómo marcarse una entrada triunfal.

Los congresistas fijaron la fecha como una de las 4 únicas fiestas federales a nivel nacional, incluyendo Noche Vieja, el día de los Veteranos y Navidad. ¡Y los americanos ponen máximo esmero en marcar la ocasión cada año! Aquí os daremos una idea de lo que hace la ciudad de Nueva York para hacerse notar y por qué debéis acercaros hasta la Gran Manzana para vivir la experiencia en carne propia.

Durante el día:

Año tras año los americanos celebran esta fecha con procesiones, música, reuniones familiares, discursos y lecturas públicas. ¡Cada rincón de cada calle se llena de vibrante entusiasmo! La gente se disfraza, derrochando perlas de colores, maquillaje y purpurina. En el aire se siente el olor de la gran variedad de gastronomías deliciosas que se encuentran en la ciudad, despertando y avivando los sentidos. ¿Por qué no acercarse hasta la playa local si el parque está muy lleno? Encontrarás a un montón de personas con las que celebrarlo. ¿Cómo no enamorarte de esta fiesta? Y esto no es más que el principio…

A partir del 1941, América decidió relajarse un poco en la celebración de esta fiesta nacional. Así verás que muchos se inclinan por hacer una barbacoa con su surtido de carnes deliciosas o por hacer un picnic casero en el parque, disfrutando del sol en compañía de sus seres queridos. ¡O por qué no acercarse a las procesiones para ver cómo bailan con la cabeza bien alta, como buenos patriotas que son!

 

Al atardecer:

Anteriormente, y hasta la década del 1860, se efectuaban disparos de artillería, cuando los cañones dejaron de estar de moda. Pero hay una tradición, que a muchos les encanta, que ha sobrevivido al paso de los años: los famosos fuegos artificiales del 4 de julio. El congreso autorizó la pirotecnia como parte de las celebraciones del 4 de julio ya en el 1777, y hoy en día, se lanzan más de 14.000 fuegos artificiales públicos en el país cada año. El de más fama es el castillo de fuegos artificiales de la tienda Macy’s en Nueva York, en su llamado ´Spectacular´ de 30 minutos de duración, en el que se lanzan más de 34.000 kg de fuegos artificiales y al que asisten más de 2 millones de personas. ¡Eso sí que es un espectáculo para no perderse!

Y hay muchísimos otros eventos a los que puedes asistir si quieres probar un poquito de todo lo que Nueva York nos ofrece. ¿Por qué no ir a una fiesta al aire libre? ¿O quizá la idea de una fiesta en la playa vaya más contigo? Por la noche, las mejores azoteas de la ciudad abren sus puertas para darte acceso a sus maravillosas vistas. O si no, reserva un barco en el río ¡y que los fuegos artificiales te encuentren bebiendo un lujoso flute de champagne!

4 july

O escápate a los Hamptons y a Jersey Shore- nada más bonito que ver los fuegos artificiales en su máximo esplendor estallando sobre el río Hudson. Será un Día de la Independencia espectacular, eso te lo garantizo.

Si hay algo que Nueva York sabe hacer bien es celebrar con estilo. Cuando la ciudad se pone patriótica y nos muestra su lado más apasionado, no podemos evitar desear tener un asiento de primera fila desde el que presenciar las increíbles vistas.

Pero antes de terminar mi recorrido por toda la diversión que encontrarás en Nueva York, ¿por qué no probar algo local con sabor más tradicional? Si te da tiempo, acércate a ver el llamado Nathan´s Hot Dog Eating Contest (un concurso de comida de perritos calientes). Sí, estás leyéndolo bien, un concurse de perritos calientes. Esta tradición lleva casi un siglo celebrándose en Nueva York cada 4 de julio. El año pasado unas 40.000 personas se acercaron a Brooklyn para presenciarlo, ¡y casi un 1 millón de espectadores lo vieron desde su casa! Eso sí, búscate un buen asiento cerca del escenario… ¡eso es lo que haría yo!

 

¿Listo para celebrar la mayor fiesta de la ciudad de Nueva York? Reserva tu apartamento en Nueva York y no dejes escapar esta gran oportunidad.